Close

3 noviembre, 2015

Las dietas y los gases intestinales como evitarlos

Evita los gases intestinales
Comparte esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Si estas siguiendo o te has sometido a una dieta de adelgazamiento, tal vez hayas padecido una de sus desventajas más comunes y molestas: el aumento de gases intestinales. Una molestia que, a muchos y muchas, les hace abandonar el régimen seguido y volver a su dieta normal.

Normalmente, las dietas de adelgazamiento se basan, entre otras cosas, en un aumento de la ingesta de alimentos con alto contenido en fibra: frutas, verduras, cereales integrales, etc. Los principales responsables son alimentos como la cebolla, espárrago, avena, brócoli, col, repollo o lechuga, puerro, alcachofa, algunos lácteos y el sorbitol de algunas frutas.

En general, esta ingesta produce gases intestinales, y también puede producir deposiciones abundantes y absorción deficiente de determinados nutrientes. Lo normal, también, es que estos efectos remitan en cuanto nuestro sistema digestivo se habitúa al nuevo ritmo alimentario, pero no siempre es suficiente.

[action full_width=’yes’ content_in_grid=’no’ type=’normal’ background_color=’#1abc9c’ border_color=” show_button=’yes’ button_text=’Compralo ahora’ button_link=’http://depurcolon.es/tienda-online/limpiador-colon/2-limpiador-colon-pack-active3.html’ button_target=’_self’ button_text_color=’#303030′ button_hover_text_color=’#FFFFFF’ button_background_color=’#ffffff’ button_hover_background_color=’#303030′ button_border_color=’#ffffff’ button_hover_border_color=’#303030′]Mejora tu dieta ya con Depurcolon Pack Active 3[/action]

 

Pero no nos desanimemos, existen trucos para reducir este efecto secundario no deseado de la dieta:

– En primer lugar, reducir o evitar los cereales integrales, especialmente avena y salvado, el pan integral o el pan llamado “de cereales” o “multicereales”. Podemos sustituirlos por tostadas.

Legumbres y verduras cocidas mejor en forma de crema o puré, al que podemos añadir un puñado de arroz o un cacho de patata.

– Las frutas las comeremos sin piel y en su mejor punto de maduración. Si preferimos tomarla en compota, mejor incluso. Evitaremos frutas como las ciruelas y el plátano, o las frutas desecadas.

Retiraremos de la dieta la coliflor, el brócoli y el repollo. El tomate, crudo pero sin piel.

– Debemos beber agua durante todo el día, no sólo en las comidas. Prohibidos los refrescos, bebidas gaseosas o azucaradas.

– Debemos masticar bien cada bocado y comer con tranquilidad.

– Las infusiones digestivas serán muy importantes en este momento: hinojo, anís estrellado, etc. Son nuestro mejor aliado después de cada comida.

– Y como siempre, el ejercicio físico nos ayudará no sólo a reducir los gases sino que tiene un excelente efecto sinérgico con las dietas de adelgazamiento. Se trata no sólo de ingerir menos calorías: también quemar más.

No obstante, si a pesar de seguir estos consejos te ves afectada por este “mal”, puedes apoyarte en el seguimiento de tratamientos naturales destinados a limpiar el colon y mantener regular el tránsito intestinal, y para ello podemos recurrir a productos como Active3 de Depurcolon, junto con Depurcolon Maintains, que una vez efectuado el tratamiento Active 3 contribuye a mantener lo conseguido y facilitar el tránsito digestivo.

 

Comparte esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone